Circuito productivo de la yerba mate

Circuito productivo de la yerba

En el siguiente artículo explicamos paso a paso como se constituye el circuito de producción de la yerba mate, comenzando por la obtención y preparación de la materia prima que son las semillas de yerba, hasta la venta del producto empaquetado donde culmina.

Etapas del proceso productivo

Obtención y preparación de semillas

La recolección de semillas del yerbal comienza en la segunda quincena de enero y se extiende hasta abril. La recolección se realiza hasta un año y medio antes del cultivo en la zona seleccionada.

Para garantizar la máxima calidad del producto, antes de la recolección se realizan análisis individuales y verificaciones para así encontrar las mejores plantas del yerbal, algo que se realiza durante 6 años como mínimo.

La recolección de las semillas se realiza de forma manual, para garantizar que se elijan los mejores frutos, no deben sestar golpeados ni magullados. La relación entre fruto y semillas, es de 8KG a 1, obteniendo 1 kg de semillas para yerba de cada 8kg de frutos.

Selección y conservación de las semillas

Las semillas se introducen en agua para saber cuáles están vacías, ya que flotan, las cuales son descartadas. En esta etapa también se elimina cualquier residuo de la planta, o material que no sea de utilidad.

Las semillas seleccionadas se almacenan en bolsas plásticas a baja temperatura para aumentar la posibilidad de germinación, y se rocían con fungicidas para evitar hongos.

Siembra del almácigo

Siembra del almácigo

Los almácigos deben ubicarse en zonas altas, de tierra colorada y con sistemas de riego constante. Antes del sembrado, la tierra debe prepararse utilizando materia orgánica y estiércol para mejorar la fertilidad del suelo y junto a esto se esteriliza el mismo en función del cultivo que se va a sembrar.

La siembra se realiza de marzo a mayo. Se utilizan aproximadamente medio kilo por metro cuadrado, que luego es cubierto por tierra al que se le añaden palitos de yerba en descomposición.

Cosecha

Cosecha

La cosecha es la fase de mayor gasto ya que requiere del uso de tecnología. Se realiza cuando las hojas están perfectamente maduras, este es un factor fundamental para garantizar buena calidad de la yerba.

Existen distintas técnicas utilizadas a la hora de la cosecha, por ejemplo la extracción de solo una parte de las hojas, dejando aquellas que son remanentes.

La planta de yerba mate tiene tres tipos de ramas, llamadas banderas, banderillas y virutas, distinguirlas permite cosechar la hoja adecuada y así mantener la planta en constante producción y saludable.

Secado

Las hojas recolectadas de la planta deben secarse adecuadamente, para esto se exponen a quemadores, o al calor de fuego directo para interrumpir la fermentación u oxidación. La temperatura se aproxima a los 100°, lo que permite que la hoja quede completamente seca, perfecta para desmenuzar y convertir en “yerba canchada”.

Estacionamiento

Estacionamiento

El estacionamiento de la yerba es otro factor que determina la calidad del producto final. Cuanto más seguro y prolongado sea la fase de estacionamiento mejor sabor, color y olor tendrá la yerba.

Molienda

La molienda se encarga de procesar y deshacer las hojas machacadas y conservadas, para esto se utilizan molinos especiales en los que se muele la yerba para preparar el tipo específico que será empaquetado finalmente, dependiendo de la marca, cada una tiene un “receta”.

Molienda

Catado

Durante el catado, especialistas determinan la calidad del producto logrado, evaluando el sabor, color, aroma y otros aspectos de la yerba mate. De esta forma es posible saber que el producto es de calidad y adecuado a su venta.

Envasado

Finalmente el producto es envasado para su posterior comercialización, esto se realiza con maquinarias para aumentar la producción en su etapa final.

El circuito productivo de la yerba involucra múltiples etapas, en las que se requiere de mano de obra, maquinaria, tiempo e inversión.