Función emotiva, expresiva o sintomática

Función emotiva

La función expresiva, también es llamada función emotiva o sintomática.

Siempre se centra en el emisor; se identifica con lo que el mismo pretende expresar y por eso, frecuentemente emplea el verbo en primera persona.

Su significado exterioriza un sentimiento o emoción del emisor del mensaje. También posibilita manifestar estados de ánimo, deseos o el interés con que se afronta una comunicación.

La expresividad no está separada de lo representativo; por eso en locuciones habituales como “Ese cuadro me agrada” o “¡qué tarde tan bella!”, prevalece, la función expresiva sostenida en una representación simbólica dada por la mención a unos referentes.

La función expresiva se revela por las significaciones afectivas o connotativas que se forman sobre el soporte de los significados denotativos; ya que al hablar se expresa el estado de ánimo, las actitudes y la pertenencia a un grupo social, se brinda información personal, aun cuando no siempre se tiene total conciencia de ello.

Esta función es parte de la clasificación realizada por el lingüista Roman Jackobson; quien determinó la existencia de seis funciones primordiales del lenguaje -la función apelativa, la función referencial, la función fática, la función poética, la función metalingüística y la función expresiva.

Además del empleo de la primera persona, se utilizan verbos en modo subjuntivo, interjecciones y oraciones exclamativas.

En resumen, a través de la función expresiva, las personas manifiestan su mundo interno – involucrando emociones, anhelos, prejuicios y predilecciones-.

Ejemplos de función expresiva

Algunos ejemplos de la función expresiva, emotiva o sintomática son:

  • Anhelaba que nuestro amor fuera eterno
  • Me siento incómodo con lo sucedido.
  • ¡Al fin! Ya era tiempo de que estudiaras.
  • ¡Me duele la garganta!
  • ¡Ay! Me golpeé la pierna.
  • Me alegra pasear por el parque.
  • Dalí es mi pintor favorito.
  • Tú jamás me brindas alegría.
  • ¡Gracias a Dios!
  • Me dan terror las arañas.
  • Siempre había soñado con viajar a París.
  • Odio la injusticia