Necesidades de autorrealización de Maslow

Las personas buscan sentirse bien, alcanzar objetivos y metas y vislumbrar un sentido de éxito hacia el futuro. Además, buscan ser fieles a su propia naturaleza y obtener sus ideales.

Esta voluntad es propia de todos los individuos e integra una de las más desarrolladas y esenciales necesidades humanas, denominadas necesidades de autorrealización.

Necesidades de autorrealización de Maslow

¿Qué son las necesidades de Autorrealización?

Estas necesidades de autorrealización constituyen el último nivel de la pirámide de Maslow y han sido abordadas con anterioridad y posterioridad a esta teoría por diferentes autores.

La teoría de Maslow, surge de su investigación sobre los factores que favorecen el crecimiento personal y el bienestar, buscando contrarrestar el pesimismo de la psicología del momento -que se centraba en lo patológico-.

Esta teoría determina que las personas motivan su conducta a partir de necesidades relacionadas con el crecimiento y la obtención de objetivos. Conceptual y gráficamente estas necesidades se estructuran en forma de pirámide o triangulo para revelar su importancia en cuanto al bienestar y la supervivencia del individuo.

Otro dato interesante que hay que considerar es que el ser humano debe tener cubiertas las necesidades que se encuentran en la base de la pirámide para poder centrarse en satisfacer las superiores.

Si observamos la pirámide; desde la base a la cúspide hay cinco tipos de necesidades y las de autorrealización se encuentran en la cima del triángulo.

autorrealizacion

La base está constituida por las necesidades básicas o fisiológicas. Tienen origen biológico y el alcance de las mismas posibilita la supervivencia. Son las necesidades de respiración, descanso y alimentación.

Cuando estás están satisfechas la persona puede centrarse en el segundo nivel, conformado por las necesidades de seguridad, relacionadas con el refugio y la protección y los recursos económicos para vivir dignamente.

El tercer nivel encierra las necesidades afectivas y de afiliación porque todos los individuos precisan ser parte del entorno y sentirse incluidos y amados. Hace referencia a la necesidad de vinculación socioemocional con familia, amigos o pareja y la integración a un grupo de pertenencia.

El cuarto nivel posee las necesidades de estima y reconocimiento. Se trata de la necesidad de sentir el respeto de los otros y ser reconocidos.

El quinto nivel, es la cúspide de la jerarquía de necesidades humanas; donde se ubican las necesidades de autorrealización,

Necesidades de autorrealización.

Son el conjunto de necesidades relacionadas con el desarrollo y crecimiento personal alcanzando el potencial máximo posible del ser humano. Incluye componentes como el desarrollo de la moralidad, el alcance de ideales, el aprovechamiento de las propias capacidades y potencialidades. Llevan a la búsqueda de la mejora personal, a la superación de las barreras interiores de cada persona y a vivir el momento presente en su máxima plenitud.

Implican la capacidad de otorgar de sentido a la vida individual. Son las necesidades más elevadas y por lo tanto relacionadas con la búsqueda de la felicidad a partir de la propia transformación personal y el vínculo con el entorno y el ser interior.

La necesidad de autorrealización es universal y aun cuando está representada en la cúspide de la pirámide de las necesidades humanas, es en realidad la que estructura el desarrollo de las demás. Sin embargo, hay que tener en claro que es muy difícil para el ser humano centrarse en este tipo de necesidades si no tiene cubiertas las necesidades básicas.

Características de las personas autorrealizadas.

Si bien es complejo alcanzar el ideal de la autorrealización; diversos autores determinan que los individuos autorrealizados poseen características en común.

Capacidad de aceptarse a sí mismo y al mundo que le rodea. Poseen una mirada y percepción del mundo correcta y realista; sin influencias socioculturales o de las opiniones de los otros. Así, son capaces manifestarse con naturalidad y espontaneidad; sin caer en estereotipos. Buscan resolver los problemas que surgen sin preocuparse por el hecho de tenerlos. Sostienen relaciones personales profundas y en cierta medida son selectivos para con ellas. Buscan el equilibrio entre la necesidad de sostener intimidad con un número mínimo de personas y la necesidad de conservar cierto nivel de privacidad.

Sostienen ideales y valores. Manifiestan generalmente altos niveles de creatividad y se muestran inconformistas con lo que no creen correcto, evidenciando coherencia y actuando de acuerdo a sus convicciones.

Intervienen democráticamente y con capacidad de valorar a los otros.