Energía lumínica

Energía lumínica

¿Qué es la energía lumínica?

La energía lumínica, también denominada energía luminosa es la energía transportada y formada por las ondas de la luz.

La luz es una forma de radiación electromagnética, constituida por fotones. Se propaga a través de materiales y en el vacío, dado que es una manifestación de radiación. Además, actúa como materia y como energía cinética, pues permanece siempre en movimiento.

La energía lumínica es la proporción de luz visible que se contempla en una situación. Se diferencia de la energía radiante, porque ésta contiene las constituciones de luz imperceptibles, como son los rayos X.

Características de la energía lumínica

Formula

La energía lumínica se representa con el símbolo Qv. En física se formula en lúmenes por segundo (lm.s), ya que es definida como el flujo de luz por unidad de tiempo explícita.

  • Qv = F . t.

Su relación con los objetos se produce en términos materiales, y pende de las propiedades físico-químicas del objeto iluminado y de la disposición geométrica con que la luz lo choque. Algunos objetos atraen la energía lumínica y otros la irradian en parte. Este efecto de absorción y radiación justifica la visión de los colores que puede percibir el ojo de las personas.

Energía lumínica ¿Cómo se obtiene?

Energía lumínica ¿Cómo se obtiene?

La energía luminosa se consigue de la luz, pues es parte de ella. Puede ser creada natural o artificialmente, empleando diferentes maneras.

  • La energía lumínica es el resultado de reacciones químicas que desprenden energía -llamadas exoenergéticas-. Estas reacciones se producen dentro del Sol, que es la fuente prioritaria de energía lumínica diaria.
  • Se origina a partir de diferentes procedimientos físico-químicos -la combustión, por ejemplo-. También se provoca a través de la transformación de la electricidad, por ejemplo, al prender una lámpara.

Energía lumínica: Ventajas y desventajas

La energía lumínica es indispensable para ver y distinguir la realidad cercana.  Por diferentes mecanismos y tecnologías se le dan fines prácticos que benefician la vida cotidiana.

Así ocurre con las células fotovoltaicas que convierten la energía luminosa en electricidad al absorberla y la luminaria nocturna.

El cine y la fotografía posibilitaron aprehender la luminosidad en sustancias fotosensibles.

Por otro lado, la energía lumínica precisa de una fuente de luz, por lo que no puede proporcionarse espontáneamente. Además, se halla constantemente en movimiento, por lo que no es viable almacenarla o transportarla. Estas desventajas son características que comparte con otros tipos de energía.

Usos y aplicaciones

Usos y aplicaciones

La energía luminosa se emplea para mantener ambientes iluminados desde al anochecer a la mañana -cuando ha caído el sol- y cuando la luz solar no puede acceder a espacios -subsuelos, sótanos, cavernas-.

También es aplicada para proyectar y capturar imágenes en la fotografía, el cine o los video-beams.

Utilizando concentradores, se usa la energía lumínica para generar energía térmica; este empleo se advierte en los paneles solares o en la experiencia de incinerar una hoja con una lupa.

Ejemplos de energía lumínica

El principal y más maravilloso ejemplo de energía lumínica está en el cielo. Es el Sol. Sus reacciones generan calor, energía lumínica y otras manifestaciones de radiación. Así, la energía lumínica del Sol alumbra el planeta tierra y le otorga calor, beneficiando la estabilidad climática y la permanencia de la vida.

También aparece la energía luminosa al prender una lámpara, una linterna u otros artefactos similares.